Pros y Contras de las Redes Sociales

Las redes sociales se han convertido en verdaderos foros donde todos los registrados podemos compartir, opinar, divertirnos y por qué no decirlo, hasta farolear un poco de vez en cuando (o diario, como unas primas que tengo que suben foto hasta de la torta de tamal que se desayunan).

Y es que en el tema de redes sociales, tenemos para dar y prestar: la más popular, obviamente, es Facebook, quien se lleva las palmas con 1,350 millones de usuarios activos (¡sí, de los más o menos 7 mil millones de seres humanos que habitamos este planeta, más de mil está ACTIVO en el face!); y a partir de ahí, le siguen muchísimas otras redes sociales como Twitter, Instagram, Google Plus, Pinterest, LinkedIn, y un largo etcétera que sería agotador nombrar aquí, pero el punto es que, con casi seguridad, puedo afirmar que hoy día existe una red social para cada uno de nosotros, ya sea que estemos buscando trabajo, que nos encante la fotografía, que busquemos información, que queramos aprender algo o que, simplemente, queramos presumir nuestras vacaciones en Acapulco.

Y seguramente, vendrán muchas más…

El tema no es cuántas redes sociales hay, sino, como siempre, qué uso hacemos de ellas, pues aunque gozan de particular popularidad, también es cierto que tienen detractores que dicen que son adictivas, nocivas, improductivas y que lo único que logran es una tendencia al hedonismo y a la presunción como nunca se había visto en la historia de la humanidad.

Yo la verdad soy menos radical, y creo, como con casi todo, que las herramientas con las que contamos hoy día pueden ser tan positivas o negativas como nosotros queramos, dependiendo del uso que les demos, del tiempo dedicado y de qué tan clavados somos con el chismerío ajeno, que luego para eso sí somos re buenos(as), en vez de ocuparnos de nuestras propias cosas. ¿A poco no?

Por eso decidí hacer este post sobre los pros y contras de las redes sociales, pues creo que es importante dejar de alabar o satanizar  y mejor ver, de forma real y más o menos objetiva, lo positivo y negativo de estas herramientas. Aquí van, a ver si estás de acuerdo:

“Pros” de las Redes Sociales

  1. Conexión: Te conectan con personas que desaparecieron de tu vida y con quienes te gustaría seguir en contacto.
  2. Comunicación y cercanía: Si estás lejos de quienes amas, puedes estar en contacto con ellos, enterarte de lo que hacen y hasta verlos y/o hablar en vivo y en directo.
  3. Diversión: Hay personas y agencias realmente creativas que trabajan para hacerte pasar un rato divertido (ahí tienen los memes, por ejemplo).
  4. Chamba y contactos profesionales: Son útiles para encontrar trabajo, hacer contactos de negocios o simplemente encontrar a personas afines a ti. (Si te interesa este punto, regístrate en LinkedIn).
  5. Conocimiento y educación: Te permiten aprender de forma gratuita: tomar cursos, practicar idiomas, o incluso tomar una licenciatura o maestría. (Si te late aprender en línea gratis, prueba Coursera).
  6. Tutoriales hazlo tú mismo(a): Si no sabes cómo hacer algo, es muy probable que en las redes encuentres tutoriales paso a paso sobre cómo hacerlo. (¡Pruébalo! En Pinterest o Youtube encuentras cómo hacer de tooodoooo, desde una galleta hasta una casa).
  7. Noticias y Actualidad: Son útiles para saber lo que pasa en el mundo en el momento en que sucede.
  8. Causas Humanitarias: Promueven los movimientos y las causas altruistas. Eso sí, me opongo radicalmente a las fotos de niños o personas con enfermedades terribles o accidentes tan gráficos, que lo único que hacen es fomentar el morbo y el amarillismo. (Si te late el buen altruismo, entonces prueba AVAAZ y hazte ¡voluntario(a) virtual!).
  9. Viajes: Si como a mí, te late la turisteada, entonces una red social a consultar es TripAdvisor. En ella, los usuarios de hoteles, restaurantes, lugares de interés, tours, etc, califican todos estos servicios, lo cual es una guía muy útil cuando buscas dónde hospedarte o comer en el lugar donde andes paseando o de vacaciones.

Pero también hay contras…

Como en todo, ¿verdad? Y estos fueron los que yo encontré, a ver qué te parecen:

  1. Privacidad: Si tu configuración de seguridad o privacidad es endeble o de plano ni sabes quién puede añadirte o ver tu información personal, entonces tus datos pueden correr peligro. ¡Aguas!
  2. Publicidad: Las empresas y agencias aprovechan las búsquedas que haces en internet o en las redes socialespara saber cuáles son tus gustos y promocionar productos y servicios que se adapten a lo que te gusta o necesitas, o lo que es lo mismo: en las redes sociales siempre, pero siempre, hay “alguien” que te espía.
  3. Productividad: Las redes sociales muchas veces son signo de improductividad. Hay personas que estando conectados pierden muchísimas horas que podrían ocupar en el estudio, el trabajo, etc. ¿A poco no te ha pasado que dices: “nomás checo mi face 5 minutitos y ahorita me apuro” y cuando ves ya pasaron dos horas?
  4. Redes… ¿antisociales? Tanto como te conectan con quienes están lejos, te desconectan de quienes están cerca. ¿No te ha tocado estar con alguien en una reunión que no te hace caso por estar pegado a su celular? ¿o qué tal en una comida familiar donde nadie habla con el de al lado, pero sí están posteando en face?
  5. Superficialidad: Las interacciones son muy superficiales, ¡la neta! Eso de poner un like y pensar que con eso estás en contacto con tus amigos, se queda muy corto. ¿O qué tal las felicitaciones de cumpleaños en Facebook? ¿A poco no es más padre llamar a esa persona o darle un abrazo?
  6. Hedonismo: ¡Nos encanta la presunción! Qué comes, en qué restaurante, a dónde vas de vacaciones, qué marca usas de perfume, con quién andas y a qué hora vas al baño…hay personas que no hacen algo sin antes publicarlo. ¿Por qué no mejor nos enfocamos en disfrutar de nuestros momentos en lugar de correr a presumirle a nuestros miles de “amigos” en las redes sociales qué hacemos y con quién?
  7. Suplantación de identidad: Hay personas que se hacen pasar por quienes no son en las redes sociales, y que las usan para fines muy poco nobles, como la trata de personas, pornografía infantil, piratería, etc. ¡Y ojo! Si tienes hijos o niños a tu alrededor, ¡evita que se registren y/o conecten en las redes sociales sin supervisión de un adulto! Uno nunca sabe lo que por ahí se puede encontrar.
  8. Depresión y frustración: Muchas personas presumen en redes sociales, tienen miles de “amigos” y son señorito o señorita popularidad ahí, pero… ¿qué tal en su vida privada, la de a deveras? A veces, estas personas sufren de una depresión tremenda y están más solas que chícharo en canasta, además, hay otras personas que también se frustran muchísimo cuando ven que, en las redes sociales, todos tienen “una vida perfecta” menos ellos (lo cual no es verdad, por supuesto).
  9. Celos y rupturas sentimentales: Existen algunas parejas que no han madurado su relación lo suficiente y que se dejan llevar por los likes o los comentarios que su peor es nada publica o le publican, lo cual lleva a celos innecesarios y hasta rupturas de relaciones.

¿Qué tal, eh? ¿Te quedas en las redes sociales o las jubilas?

En mi humilde opinión tiene que ver, como en cualquier otro tema, con tus objetivos y tu cuidado al usarlas. ¡Buena suerte y me cuentas cómo te va!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *