El equilibrio NO EXISTE

 
En días como hoy, que he cocinado y he llevado a la hija a la escuela, y he  grabado una clase en video y he grabado un podcast, y he ido al súper y he llegado en calidad de “sopa” a casa después de una tormenta torrencial (claro, con la hija en brazos)….pienso que eso de “buscar el equilibrio” me suena más a cuento chino que a realidad.
 
¿Y a ti? ¿Cómo te suena esto de que hay que buscar el equilibrio en la vida?
 
Yo, honestamente, creo que el equilibrio NO EXISTE.
 
Y es que…¿cómo encontrar el equilibrio si la vida misma es ya incertidumbre total?
 
¿Cómo poder equilibrarnos perfectamente cuando día con día nos enfrentamos a retos diferentes, a situaciones no planeadas y a caos?
 
Ya sé, estoy sonando un poco dramática.
 
Sin embargo, la vida es así: incierta, alebrestada, como adolescente rebelde.
 
Independientemente si tú crees que el equilibrio sí existe o piensas (como yo) que es más bien una utopía, quiero compartirte cómo hago yo, tanto como coach como en mi papel de mujer, madre y emprendedora desde casa, para llevar la vida y enfrentarme a la incertidumbre de la mejor forma posible, manteniendo, como regla general, la búsqueda de la paz conmigo, con lo que hago y con los demás.
 
Por eso, en el episodio del podcast de esta semana, encontrarás 6 formas para mantener tu paz y “balancearte” con la vida así, tan rebelde como a veces se pone.
 
¡Por cierto! Si aún no te unes a mi grupo privado en FB, ¿qué esperas? ¡Este mes comenzamos un entrenamiento gratuito de tres meses en los que trabajaremos para que mejores tu enfoque, crees una mente abundante y te comuniques asertivamente con cualquier persona y en cualquier lugar! En serio, no puedes perdértelo. Es contenido exclusivo, así que para acceder a él, debes unirte a mi comunidad AQUÍ.
 
¿Lista entonces para que compartamos y aprendamos juntas? Entonces, ¡Dale PLAY

Mantengamos el contacto. ¡Muéstrate en mis redes!

¡Nos escuchamos en el próximo episodio! Mientras tanto, como siempre, recibe un beso tronado y un fuerte abrazo de luz,

Dora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *